viernes, 18 de julio de 2008

CUANDO PASA EL TIEMPO

Cuando era chico pensaba: “Cuando sea grande podré hacer lo que tenga ganas”.
Hoy soy grande y mis responsabilidades absorben casi todo mi tiempo.

Cuando era chico pensaba: “Cuando sea grande podré comprarme lo que quiera”.
Hoy soy grande, tengo una familia y debo administrar el dinero con cuidado.

Cuando era chico pensaba: “Cuando sea grande y tenga hijos les daré total libertad”.
Hoy soy grande y creo que protejo a mis hijos más de lo que mis padres lo hacían conmigo, son épocas más difíciles.

Cuando era chico tiraba la comida cuando no me gustaba.
Hoy que soy grande, pienso en los chicos que no tienen nada para comer.

Cuando era chico “me quería morir” por algunas cosas.
Hoy que soy grande me doy cuenta que no tenían importancia.

Cuantas cosas son las que cambian cuando uno pasa de ser chico a ser grande.

4 comentarios:

Alfredo dijo...

Gustavo. Es verdad lo que comentas "Cuando pasa el tiempo". También estimo que es verdad que cuando somos chicos, nuestra inconciencia y nuestra equivocada educación nos hace creer que los adultos son los que "hacen las cosas bien". Hoy; que somos adultos, estamos seguros que era una falacia del sistema y tratamos (reconociendo lo errores) de seguir otro camino buscando un sendero diferente con la intención de "dejar algo mejor"

Diego Humanista dijo...

"Hoy soy grande y mis responsabilidades absorben casi todo mi tiempo."

Luego de un tiempo, aprendí que el truco pasa por aceptar (o buscarse) las responsabilidades que uno tenga ganas de hacer :-D

"Hoy soy grande, tengo una familia y debo administrar el dinero con cuidado."

He aprendido a querer solo lo que necesito, y también a querer cosas que no es necesario comprar....

"Hoy soy grande y creo que protejo a mis hijos más de lo que mis padres lo hacían conmigo, son épocas más difíciles."

Tambien entendí que la libertad absoluta no existe, porque siempre elegimos entre condiciones, pero tambien que uno puede ser o mas libre o menos libre... Y estoy enseñando a mi hijo a liberarse las ataduras

"Hoy que soy grande, pienso en los chicos que no tienen nada para comer."

Ahora me es mas facil: si la comida no me gusta, no me la preparo (porque yo cocino, jeje). Y tambien pienso en los chicos que no tienen nada para comer... y en los grandes... y tambien en los que tienen para comer, pero no tienen un sentido... o los que creen que tienen un sentido y solo han comprado los espejitos de colores del sistema (la casa, el auto, la familia, los hijos, el perro, el trabajo y las vacaciones)... o los que viven fugados (con la droga, el alcohol, el trabajo excesivo, tinelli, etc, etc)

"Hoy que soy grande me doy cuenta que no tenían importancia."

Pero tambien "me quiero morir" por cosas que hoy pienso que tienen importancia, y que dentro de unos años, veré como nimias. Ojo al piojo!


"Cuantas cosas son las que cambian cuando uno pasa de ser chico a ser grande."

Y cuando uno pasa de ser grande, a ser "mas grande"? ;-)

Gracias por compartir tus reflexiones :D

Diego

viviana dijo...

Gustavo. Solo me queda felicitarte por el don que tienes en tus manos, no acostumbro a leer este tipo de mail pero la verdad lo tuyo es muy bonito, creo que es valioso, admiro esa capacidad para escribir aquellas reflexiones yo soy estudiante de enfermería y la formación que nos están dando esta muy basada en las reflexiones de la vida cotidiana. Que Dios te bendiga y sigue trabajando ese hermoso don que hay en ti.

Joelma dijo...

Parabéns pelos contos que tu escreves.
Creio que a felicidade é uma prática, e que nascemos para exercitarmos, porém o livre arbítrio é a essência!!

Joelma Rosa